DEPARTAMENTO DE ESTUDIOS HISTÓRICOS

DEL ESTADO MAYOR DEL EJÉRCITO

gallery/escudo_dpto
gallery/logo

Fortaleza de "Santa Teresa"

gallery/museo_sta_teresa

      En 1762, previendo una nueva guerra con España, los lusitanos deciden fortificar el punto denominado Castillos Chicos, en territorios que según el Tratado de la Permuta de 1750 eran de la Corona portuguesa y que, al ser dejado sin efecto en 1761, seguían siendo españoles.

 

      En el mes de octubre de 1762, el Cnel. Osorio, enviado portugués en la zona, inicia la construcción de los fosos y obras de fajina. Los planos de esta etapa de la obra fueron realizados por Juan Gómez de Mello, siendo firmados en Castillos (Campo de Santa Teresa) el 2 de enero de 1763. A principios de ese año el Gobernador de Buenos Aires don Pedro de Cevallos da comienzo a las operaciones contra los portugueses.

 

      Se dirige primero contra la Colonia del Sacramento, la que es tomada. Luego prosigue su marcha hacia Río Grande del Sur, capturando en su arrollador avance a Santa Teresa, que debido a lo precario de sus obras no pudo resistir el embate español, cayendo asimismo el Fuerte de San Miguel en poder de Cevallos. Una vez lograda la paz en ese año, el Gobernador de Buenos Aires, decide erigir en Santa Teresa una fortificación de envergadura para cortar todo avance lusitano hacia la Banda Oriental.

 

      Los planos de la Fortaleza que mandó construir Cevallos, fueron realizados por el Ingeniero Rodríguez Cardozo y ampliados luego por el Ingeniero Bartolomé Howel o Havelle.

 

      El trazado dado a la misma corresponde al de un pentágono irregular de veinticinco caras y con cinco ángulos salientes que forman cinco baluartes.

 

      El área ocupada por la construcción es de una hectárea, 61 áreas y 3 metros. El perímetro es de 642 metros. Sus muros están construidos de doble pared de piedra de sillería, unidas por estribos y relleno el espacio con tierra y cascote, para resistir las vibraciones de los disparos de artillería y formar el camino de ronda, dando mayor seguridad a la obra.

 

      El complemento de un foso y parapeto de tepes o tierra, que cortaba el camino desde el Fuerte al bañado (Laguna Negra) y hacia el lado del mar, hace quedar La Angostura cortada por completo. Las murallas y obras exteriores fueron terminadas hacia 1775 y las construcciones internas hacia 1800.

 

      Iniciado el movimiento independentista en febrero de 1811, la Fortaleza cae en manos patriotas en el mes de mayo. Al invadir los portugueses en julio de ese año el territorio de la Banda Oriental, las fuerzas patriotas antes de retirarse intentan volarla, lo cual no logran.

 

       Recupera en parte su valor durante el período 1825-1828, siendo sus muros escenario de dos acciones del Coronel Leonardo Olivera que desaloja de allí a los imperiales brasileños.

 

       Ocupada esporádicamente hasta la Guerra Grande, cae luego en el abandono. Intentada su recuperación a fines del siglo XIX se conforma una primera comisión para restaurarla en 1923. Declarada Monumento Nacional en 1927 se inicia su restauración abriéndose posteriormente hasta la actualidad como museo de carácter histórico militar.

 

gallery/stateresanocweb